8 de Diciembre Fiesta de La inmaculada Concepción

8 de Diciembre Fiesta de La inmaculada Concepción

LECTURAS DE LA FIESTA

1ª LECTURA

GN 3,9-15.20: ESTABLEZCO HOSTILIDADES ENTRE TU ESTIRPE Y LA DE LA MUJER.

Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre: «¿Dónde estás?»
Él contestó: «Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí.»
El Señor le replicó: «¿Quién te informó de que estabas desnudo? ¿Es que has comido del árbol del que te prohibí comer?»
Adán respondió: «La mujer que me diste como compañera me ofreció del fruto, y comí.»
El Señor dijo a la mujer: «¿Qué es lo que has hecho?»
Ella respondió: «La serpiente me engañó, y comí.»
El Señor Dios dijo a la serpiente: «Por haber hecho eso, serás maldita entre todo el ganado y todas las fieras del campo; te arrastrarás sobre el vientre y comerás polvo toda tu vida; establezco hostilidades entre ti y la mujer, entre tu estirpe y la suya; ella te herirá en la cabeza cuando tú la hieras en el talón.»
El hombre llamó a su mujer Eva, por ser la madre de todos los que viven.

SAL 97,1.2-3AB.3C-4: CANTAD AL SEÑOR UN CÁNTICO NUEVO, PORQUE HA HECHO MARAVILLAS.

2ª LECTURA EF 1,3-6.11-12: NOS ELIGIÓ EN LA PERSONA DE CRISTO, ANTES DE CREAR EL MUNDO.

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

El nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor.

Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya.

Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.

EVANGELIO LC 1,26-38: ALÉGRATE, LLENA DE GRACIA, EL SEÑOR ESTÁ CONTIGO.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:

-«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo:

«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»

Y María dijo al ángel:

-«¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»

El ángel le contestó:

-«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»

María contestó:

-«Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»

Y la dejó el ángel.

PARA VIVIR NUESTRA FIESTA

Hoy es nuestra fiesta porque es la gran fiesta de la Virgen, recordamos que fue concebida sin pecado en previsión de ser madre de Jesucristo, así en ella se da en primer lugar lo que Jesucristo nos dará a todos los hombres con su Encarnación. Repesando esta frase me viene a la memoria a Santa Bernadette diciendo de memoria al cura el nombre que la Virgen se había dado: “que soy, era Inmaculada Concepciou” tal como vemos que está escrito al pie de la gruta. Desde luego puedo comprender la impresión del párroco cuando esta niña le dice el nombre de María con el nombre de un dogma que había sido aprobado cuatro años antes y que ella no conocía.

Y ¿yo, que puedo entender de esta fiesta de la Inmaculada?,¿ es el privilegio que tuvo María para vivir con una protección que los demás no tenemos y le hizo la vida más fácil?. En realidad en esta fiesta no se refiere tanto a un privilegio de no tener pecado, sino a la posibilidad de que María fuese libre para acoger a Cristo, para dar su Sí. Muchas veces nosotros tenemos una idea errónea del pecado, la primera lectura nos representa perfectamente, pues creemos que ser libre consiste en elegir entre diversas opciones, pecado o santidad, voluntad de Dios o mi querer, y que, en el fondo, no me afectan en lo que soy. Pero hay decisiones que me hacen más libre, cuando elijo la voluntad de Dios, y otras me hacen daño y me roban la libertad, el pecado. Como vemos en la primera lectura, se tiene miedo a Dios, que nos busca y nosotros nos escondemos; se rompe la imagen de uno mismo, nos avergonzamos de nuestra desnudez; se rompe la comunión entre el hombre y la mujer, la que era carne de su carne se convierte en “la mujer que me diste”; se rompe la relación con la creación que a partir de ahora se verá cómo enemiga.

Toda estas rupturas también las experimentó yo, que sé que hay una forma de vivir que me lleva a todas a verme desnudo, alejado de Dios, enemistado con los demás y con un sentido de lucha ardua en mi vida que me deja estéril. Es lo que vemos cada vez que estamos encerrados en nosotros, que nos falta Libertad para dar un Sí pleno. María pudo dar este Sí plenamente a Dios, nada le obligaba a darlo, también veía las dificultades, pero sobretodo, sabía que podía fiarse de Dios, lo que no hicieron Adán y Eva aún estando en el paraíso.

Por eso hoy nosotros podemos volver la mirada a María, y cómo en la gruta sabemos que en ella está la Esperanza para que mi vida sea libre, para que mi vida sea plena si vuelvo a dar un sí que se parezca a su Sí. También es lo que me hace poder confiarme a ella, pues no vivió sin dificultades y por eso comprende las mías. Que sea Inmaculada me recuerda que el pecado, el dolor, la enfermedad, no es algo que no me pueda quitar de encima, que yo estoy llamado a vivir de otra manera. Por eso esta fiesta es tan nuestra, porque en cada peregrinación, o cada vez que vuelvo la mirada a ella, lo importante no es quedarme allí, sino que allí aprendo a vivir.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.