CARTA A LA HOSPITALIDAD

CARTA A LA HOSPITALIDAD

FELIZ Domingo de Cuaresma

Espero que sigáis bien, en la misa de cada día pongo las intenciones que me mandáis. Sí queréis enviarlas a los jefes y ellos me lo mandan por privado.

Hoy cuando veamos la misa
escucharemos el evangelio de la resurrección de Lazaro, y en la pregunta de las hermanas hay una pregunta que parece echar la culpa a Jesús. Espero que participaseis en la bendición y oración del papa el viernes. Comentando el texto de la tempestad calmada por Jesús, dijo algo que vale para hoy y a mi me ayuda en este tiempo:

“ Ellos no habían dejado de creer en Él; de hecho, lo invocaron. Pero veamos cómo lo invocan: «Maestro, ¿no te importa que perezcamos?» (v. 38). No te importa: pensaron que Jesús se desinteresaba de ellos, que no les prestaba atención. Entre nosotros, en nuestras familias, lo que más duele es cuando escuchamos decir: “¿Es que no te importo?”. Es una frase que lastima y desata tormentas en el corazón. También habrá sacudido a Jesús, porque a Él le importamos más que a nadie. De hecho, una vez invocado, salva a sus discípulos desconfiados.”

Creo que resume cómo estamos, nos puede parecer difícil encontrar a Dios en este tiempo. Y sin embargo el SIGUE ACOMPAÑANDO nuestra vida.

Cómo vosotros cada vez que llamáis a los enfermos, o cada vez que cedemos material, o cuando planteáis algunas iniciativas.

Feliz domingo porque Jesús es el Señor de nuestra vida y también hoy nos llama a renovar la esperanza en Él

Guillermo Cruz

Consiliario Hospitalidad

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.