Relación Con Hospitalarios

14

Para casi todos nosotros las peregrinaciones representan, entre otras muchas cosas, la posibilidad de permitirnos que, sin pudor, afloren nuestros mejores sentimientos y sensibilidades.

En consecuencia, debemos mantener alerta nuestra atención, sensibilidad, comprensión y afecto cuando miremos a todos y cada uno de nuestros compañeros hospitalarios, tal y como lo hacemos con enfermos y discapacitados, para ello debemos de esforzarnos en relacionarnos, todo lo que sea posible, entre los diferentes miembros de la peregrinación.

Otra circunstancia que sin duda favorecerá la relación entre hospitalarios es que todos recordemos que las tareas a realizar son de todos y que todas son importantes para el buen funcionamiento, tanto de los equipos como de la peregrinación en su conjunto. No hay tareas menos nobles que otras, aun cuando sean más escondidas o con menor lucimiento “Vuestro Padre que ve en lo escondido os lo recompensara

En consecuencia, hagamos el esfuerzo de esmerarnos en cumplir con diligencia todas las tareas que personal y específicamente tengamos asignadas, además de las que se nos soliciten para facilitar el mejor funcionamiento de la peregrinación, incluso cuando no sea en nuestro tiempo de servicio o no sea para nuestro equipo. La puntualidad es un signo de respeto para con nuestros compañeros, nuestros retrasos cargan con más trabajo al resto y restan el necesario descanso de otros hospitalarios.

eq11o201206Apliquemos a nuestros compañeros el mismo trato de discreción y delicadeza del que hablamos con los enfermos. Respetemos los tiempos de descanso y las normas de urbanidad en los hoteles y alojamientos. Nuestro comportamiento en las calles y locales de Lourdes se va a atribuir a todos los que portamos el mismo uniforme, que nuestro comportamiento en todo momento mantenga la buena fama que la hospitalidad se ha labrado durante años de peregrinación.

Finalmente, deberíamos de esforzarnos en que tampoco haya hospitalarios “grises“. Es decir no permitir que nadie, nuevo o antiguo, se sienta solo o excluido. Seguro que con un mínimo esfuerzo por parte de todos, lo conseguimos.