Peregrinar Como Hospitalario

peregrinar como hospitalarioDe muchas formas puedes peregrinar a Lourdes, pero sinceramente creemos que peregrinar con la Hospitalidad es sin duda la mejor de las elecciones posibles.

Vas dentro de un grupo, que te ayuda en tu peregrinar, aunque siempre dispongas de tiempo para elegir el momento de tu oración personal, la visita a la Gruta o cualquier otra actividad que desees. 7

¿Cuál es el motivo para que elijas peregrinar con nosotros?

Solo hay un motivo, pero es esencial, y es que

PEREGRINAMOS A LOURDES CON ENFERMOS.

Ellos son el motivo principal de la existencia de nuestra hospitalidad y de las peregrinaciones. Sin ellos la peregrinación no es la misma, el contacto personal con el mundo del dolor hace que este difícil misterio se haga en parte comprensible precisamente, por su manera de afrontarlo.

Puedes incorporarte a la Peregrinación como voluntario, aunque nosotros preferimos decir hospitalario. en cualquiera de los diferentes equipos o grupos diferenciados, cada uno con sus propias características, pero todos con el mismo fin, que es el de procurar que la peregrinación marque un antes y un después en la vida de cada uno de los peregrinos que conformamos cada peregrinación.

Unos hospitalarios se ocupan directamente de la atención y compañía continua de los enfermos y peregrinos, y otros de que el conjunto de la peregrinación pueda desarrollar y tratar de conseguir sus fines, preocupándose de la organización general tanto desde el punto de vista espiritual como del material en todas sus facetas: la atención pastoral y litúrgica, la sanitaria en toda su extensión (médicos, farmacéuticos y enfermeros diplomados), los equipos de cocina y comedor, unos se dedican a la oración para que en todo momento llegue nuestra voz al Señor, otros para la ayuda en los baños en las piscinas, la logística para el desplazamiento de toda la peregrinación tanto en el viaje a Lourdes como en el interior del Santuario y, en fin, formando una gran cadena, compuesta de pequeños eslabones, que trata de que todo funcione perfectamente contando con la voluntad y disposición de todos y cada uno de los que componemos la Peregrinación.

Para incorporarte a la Hospitalidad debes ser presentado por tu párroco, o un hospitalario que te conozca, y solicitarlo mediante un impreso (1), que debes cumplimentar y presentar en nuestra sede (C/ Fortuny nº 21). Tienes que tener al menos 18 años (si tienes entre 16 y 18 años consulta con la Oficina de la Hospitalidad)

Después de este sencillo trámite, y una vez asignado a un equipo o grupo de trabajo, comienza tu andadura en la Hospitalidad, que culmina con la asistencia a la peregrinación, tras lo cual ya eres hospitalario, alcanzando el grado de hospitalario titular después de haber participado en cinco peregrinaciones.

En fin, no es necesario explicar más, lo importante es que te animes y te decidas a peregrinar a Lourdes con la Hospitalidad de Madrid.