Normas generales para hospitalarios

Uniformidad

LOURDES 2013 138

La uniformidad es la señal estética de identidad de nuestra Hospitalidad por la que tanto enfermos, peregrinos y otras personas nos identificaran. En consecuencia, tanto damas como caballeros hospitalarios deberán vestir el uniforme completo, con la compostura debida y sin ningún tipo de complementos personales, particularmente bufandas, medias de lana, etc.

Esta uniformidad se mantendrá constante durante toda la peregrinación, debiendo tener presente que portar el uniforme nos confiere, a todos y cada uno de nosotros, el honor de representar a la Hospitalidad. Por esta razón nuestro comportamiento, en todos los sentidos y momentos, deberá ser exquisito y consecuente con la tarea que voluntariamente hemos decidido desempeñar.

Para alquilar o comprar uniformes se puso en marcha un servicio on-line que al que puedes acceder desde este enlace

www.uniformelourdes.com

10682g-que-son-lazos-solidariosEquipos de trabajo

La hospitalidad, en función de las necesidades y de las características del hospitalario determinará el equipo al que deberá incorporar, pudiendo ser, tanto las necesidades generales como de enfermos, discapacitados o peregrinos. Una vez atribuido al equipo correspondiente, el voluntario quedara en primera dependencia, bajo la tutela de los responsables del equipo.

Puntualidad y obligatoriedad de asistencia

Sea cual fuere el equipo o servicio al que se nos destine, es absolutamente indispensable ser riguroso en el cumplimiento de los horarios y en la obligatoriedad de asistencia y permanencia a los actos y/o servicios a los que se nos convoque. Puede que “nuestro equipo” no necesite nuestra presencia y permanencia en todos los actos, pero si somos necesarios para el “gran equipo” que es la peregrinación en su conjunto. No olvidemos que estamos comprometidos en un voluntariado que inicialmente nos exige un esfuerzo durante 5 días.

Guardias

El objeto de las guardias, particularmente de las nocturnas, es velar por la seguridad y atención a los enfermos y discapacitados. en consecuencia, recordemos que las mismas deben realizarse:

cd2009-5Exclusivamente por las personas designadas.

En vigilia y ambiente de silencio, debidamente uniformado, manteniendo el orden y respeto a las normas generales.

No dejando nunca sin hospitalarios la zona de vigilancia que nos ha sido encomendada.

En las guardias nocturnas está totalmente prohibido ausentarse del hospital, aunque sea para ir a la gruta.

En general

Respetar las normas y horarios de la hospitalidad y del propio equipo. Mantener unas estrictas normas de urbanidad, en el santuario, acueil, hoteles, establecimientos, viaje y por las calles de Lourdes, que hagan de nuestro comportamiento algo ejemplarizante, respetando las indicaciones de la hospitalidad, así como cualquier orden que provenga de la Hospitalité N.D.L.

Respetar las normas e indicaciones del santuario, como no fumar en los lugares en que está prohibido, respetar el silencio al pasar por la gruta y lugares de oración, sin utilizar el teléfono móvil, sin correr y con una compostura que no entorpezca la oración de los demás.

La participación en la peregrinación supone la aceptación de que se pueda utilizar las fotografías y videos realizados durante la peregrinación en que aparezcas, dentro de los medios propios de la hospitalidad (web, Facebook, carteles, etc.), pudiendo pedir la retirada de las mismas dirigiéndose a la oficina de la hospitalidad.
Llevar en todo momento la documentación que acredite tu filiación (DNI o Pasaporte) y la tarjeta sanitaria europea, o de tu aseguradora de salud.

Estas normas deberán respetarse, tanto estando de servicio como en horas de asueto.

Debemos recordar que la Hospitalidad de Madrid ha llevado a cabo un importantísimo número de peregrinaciones, lo que le faculta para disponer de un bagaje y experiencia de conjunto, de la que nosotros individualmente no disponemos, y que al hacernos voluntarios hemos asumido libremente estas normas.