Celebraciónes eucaristicas en la peregrinación

img_28981

La Eucaristía es el centro de la vida cristiana y por tanto de la peregrinación. Los tres días de estancia en Lourdes nos reunimos toda la peregrinación a celebrar la eucaristía. Cuando nuestra estancia coincide con un miércoles o un domingo nos unimos a la Misa Internacional, cuyo sentido explicamos en otro apartado.

Una de las misas la celebramos en la Gruta de Massabiel, lugar de las apariciones de la Virgen. Solemos llamarla la misa de presentación, pues en ella nos presentamos ante la virgen y depositamos nuestras intenciones y suplicas a los pies de María como Iglesia de las Diócesis madrileñas que peregrinan para encontrarse con el Señor a través de la Virgen. Tal vez por su intensidad y por el lugar sea uno de los momentos centrales de nuestra peregrinación.

Otra de las misas es la de la peregrinación, en que también nos reunimos todos los miembros de la misma para orar y celebrar juntos la acción de Dios en nuestras vidas. Suele tener un enfoque que nace del tema del año, o de la fiesta del día, si coincide con una fiesta mayor, S. Isidro, o la Virgen del Pilar, P.E., o del sacramento que acompañe nuestra celebración, en ocasiones se ha celebrado junto con la unción de enfermos, o como invitación a la reconciliación.

La asistencia y permanencia a estos actos tiene un carácter obligatorio para todos los participantes en la peregrinación, salvo causa de fuerza mayor o necesidades del servicio, como las guardias de los médicos o la atención a un enfermo que no pueda acudir a las mismas.