Carta del Consiliario.

Fiesta de Ntrª Srª de Lourdes

En primer lugar Muchas Felicidades, que en estos días previos al 11 de febrero, felicitemos a todos los que peregrinan con nosotros. Que nos preparemos a fondo, que retomemos las llamadas a los que, a lo peor, nos hemos visto desde mayo o desde octubre. Porque tenemos que felicitarnos, como dice el lema de este año en Lourdes, “El Señor hizo en mi maravillas” por encima de todo, de nuestras limitaciones, de nuestra pobreza, de mi enfermedad y pecado Dios quiere obrar en mi vida. Cuando peregrinamos, cuando vamos a la gruta también nosotros, como santa Bernardita, nos vemos sorprendidos porque María nos ama en nuestra pobreza. Lo que ella vivió el 11 de febrero 1858 se repite cuando nosotros nos acercamos a su gruta, cando me tienen que acercar porque yo no puedo. Es descubrirnos pobres, débiles que tienen que ser fortalecidos, la enfermedad, que me hace mal y me pone en el límite, por la gracia de María es también donde podemos decir “el Señor hizo en mi maravillas”. San Jerónimo, que dejo todo para ir a Belén y profundizar en la palabra de Dios, cuenta que rezando un día ante el niño Jesús dijo “Señor te he dado todo, no me queda nada” a lo que le respondió “Jerónimo dame tus pecados para que pueda tener la alegría de perdonarte todavía” Esta es la alegría que experimentamos en Lourdes, la que mueve nuestra peregrinación descubrir que Dios se manifiesta en la debilidad, y no hay nadie a quien se le niegue este amor. Por todo ello os invitamos a los actos que en honor a la Virgen de Lourdes celebraremos en nuestro oratorio de la C/ Fortuny 21 (programa del triduo)

Nuevo conejo

Otro motivo para  felicitarnos es el nuevo consejo, la hospitalidad de Madrid va caminando más unida cada vez, siendo conscientes de los pasos que nos quedan. Y el consejo de la hospitalidad es reflejo de este camino, por eso es importante que en ellos más que jefes reconozcamos a servidores. El consejo esta para ver por donde el Espíritu nos lleva, saber lo que  Dios quiere para que seamos fieles a la Hospitalidad de Lourdes y a su vocación específica. Por esto el consejo busca como concretar, y llevar adelante la hospitalidad, para que siga siendo posible esta experiencia: peregrinar con enfermos a Lourdes, y una espiritualidad mariana que nace de la experiencia de santa Bernardita. Pero el consejo no está sólo en esta tarea, es expresión de lo que vive toda la hospitalidad, y así tenemos que ver en el a un grupo de servidores de la comunidad hospitalaria, para que la vida que tenemos salga y se fortalezca más. Caminar y sentirnos en la Iglesia.

Se ha reunido el consejo nuevo, mitad de consejeros antiguos más la mitad nueva, los que presentaron candidaturas: Dª Myriam Goizueta , Dª Mónica Basa, Dª María Ochoa y Dª Lucia  del Barrio, este vez no ha sido necesario hacer elecciones porque con los que se presentaban se han cubierto los puestos vacantes. Junto a ellos la presidenta del consejo anterior escogió a Dº Juan Martínez-Rasilla  y Dª Hortensia Pascual  dos hospitalarios para entrar en el consejo. Lo primero que ha hecho el consejo ha sido votar al cargo de presidente y se ha renovado, por unanimidad a Dª Myriam Goizueta por tres años más, otros cargos son   vicepresidenta Dª Mónica Basa y tesorero Dº Juan Martínez- Rasilla, secretario Dº Antonio Beteré,  Dº Xavier Santos es el representante de los sanitarios, Dª María del Carmen Chinchilla, Dª Lucía del Barrio representante de los jóvenes, y el resto de los consejeros son, Dª Lucia Suárez , Dº Diego Mazón, Dº Alfonso Villegas.