Diferentes medios de desplazamiento de los enfermos en Lourdes

SILLAS DE RUEDAS

11393001_892405300830116_5533395854096760446_nLo primero y en todo lugar, hay que quitar los frenos al salir y siempre ponerlos cada vez que se pare, aunque sólo sea un minuto. Si hay que subir un bordillo, siempre el enfermo va mirando hacia adelante. Se pisa el pedal del pie de atrás para elevar suavemente la parte delantera de la silla y después, con un impulso suave, se sube la parte trasera. Si hay que bajar un bordillo, siempre se hará de espaldas, manteniendo equilibrio y tensión a la caída de las ruedas para evitar que la silla caiga bruscamente.

Fiate de lo que te dice la perssona enferma o discapacitada y utiliza el sentido comun (es decir no hacer como en la foto)

SILLAS AZULES O “CHAISES

Las sillas azules o “chaises” son unas sillas especiales de hierro que existen en Lourdes. Se utilizan para varias funciones, sobre todo cuando el enfermo tiene dificultad para la deambulación y no dispone de silla de ruedas: Para mover a los enfermos dentro de un autobús, bajarlos y subirlos al autobús. Para trasladar a los enfermos del autobús al accueil, o centro de acogida y viceversa. Para mover a los enfermos dentro del accueil (comedor, salas, etc.). Para mover a los enfermos de los carros al accueil siempre que van a algún acto, etc. y viceversa.

Cómo se utilizan: Son fácilmente manejables, fuertes, con asas laterales para procurar mantener verticalmente al enfermo y que esté cómodo.Hay que pedirle al enfermo que cruce los brazos, decirle lo que vas a hacer, y realizarlo suavemente y sin prisas. Se agarra por el asa, presionando la barra trasera y tirando hacia atrás, a la vez que se presiona el pedal con toda la suavidad que sea posible. Hay que colocar una mano sobre el hombro del enfermo cada vez que se eleve la silla, para darle confianza y seguridad.

CARROS O “VOITURES BLEUES

En los santuarios y en las calles se utiliza el carro clásico llamado “voiture bleue“, el cual siempre debe dejarse con la capota puesta, para que no se caliente ni se moje; un asiento caliente o húmedo puede ser incómodo. Al bajar la capota, hay que colocar la correa en los pliegues. La placa extraíble se utiliza cuando el enfermo necesita llevar las piernas extendidas.

Antes de que una persona suba o baje, un camillero debe poner un pie a cada lado de la rueda delantera y en posición cruzada para que la voiture no se mueva, si dispone de frenos estos estarán puestos. Para pasar a un enfermo de la chaise a la voiture: rueda delantera cruzada, tirador en vertical y firmemente agarrado. Colocar el reposapiés de la chaise sobre el de la voiture y elevar la parte trasera de la chaise, bajarla suavemente. Después de retirar los pies, apartar la chaise y poner en marcha la voiture. Se llevará la capota puesta o no al gusto del enfermo. durante los actos o en los momentos de parada, si la voiture dispone de freno se pondrán para impedir que se desplace.

ES MUY IMPORTANTE CUANDO LA VOITURE ESTÉ EN MARCHA QUE EL MUELLE SITUADO EN LA PARTE INFERIOR DEL TIRADOR, ENCIMA DE LA RUEDA, SIEMPRE MIRE HACIA ADELANTE. Todos los voluntarios, sea cual sea nuestra tarea en Lourdes, debemos acompañar a los enfermos a los actos con los carritos. (excepto los que deban quedarse de guardia en el accueil).

[/fusion_text]